Restaurante de tapas en Madrid centro, ven a difrutar con los tuyos

Qué mejor manera de disfrutar de una velada con amigos o familiares que degustando unas buenas tapas acompañadas de un buen vino o una caña fría.

En nuestro restaurante encontrarás las tapas más originales, además de ensaladas, sándwiches, hamburguesas, tostas...

Somos expertos en cocina tradicional y casera. Nuestras principales especialidades son los huevos rotos de corral con jamón, la pandereta de patatas, el secreto ibérico y el salmorejo cordobés, entre otras.

Nuestro completos desayunos te aportarán las fuerzas necesarias para recorrer la ciudad y disfrutar de sus maravillas.

Además, disponemos de un amplio salón donde podrás celebrar todos tus eventos familiares, con amigos o de trabajo.

Ven a conocernos, no te arrepentirás.

Cosas nuestras
Cosas nuestras

Secreto de cerdo ibérico, chuletas de cordero, gazpacho andaluz o salmorejo cordobés

Nuestro salón disponible para eventos y reuniones
Nuestro salón disponible para eventos y reuniones

En la segunda planta de nuestra taberna tienes un amplio salón para celebrar tus eventos y reuniones.
Te esperamos! 

Cómo hacer unos buenos calamares
Cómo hacer unos buenos calamares

Entre las típicas comidas caseras de Madrid centro destacan los calamares a la romana. No hay restaurante castizo que se precie que no tenga en su carta una buena ración de calamares u ofrezca un bocadillo de este sabroso manjar.

Como cualquier otro plato que se sirve en los restaurantes de comidas caseras en Madrid centro, cocinar los calamares también tiene sus trucos. Es muy importante que queden en su punto sin perder nada de sabor. Si además, se van a comer en bocadillo, un pan crujiente es esencial para tener un éxito rotundo. Con unos pequeños consejos, tú mismo podrás preparar unos deliciosos calamares como un experto.

Lo más importante es la materia prima. Por eso es fundamental que compres unos buenos calamares frescos. Mucha gente compra las anillas de calamar porque son mucho más cómodas, pero lo ideal es que hayas comprado  el calamar entero y lo seas tú quien lo corte. El gran truco de todo plato de calamares está en el rebozo. Cualquier especialista te dirá que basta con usar una buena harina, para conseguir la fritura perfecta, aunque hay quien se empeña en usar también huevo en los típicos calamares madrileños no es necesario. A continuación, para freírlos no puede faltar el aceite de oliva, suficientemente caliente y abundante para que los calamares estén cubiertos. Se dejan unos minutos en la sartén y al sacarlos, coloca un papel absorbente para que suelten el aceite sobrante.

Ponlos en un plato con un buen chorro de limón, al gusto, y listos para comer. No lo dudes y si quieres disfrutar de unos calamares sabrosos y crujientes, ven al Restaurante Taberna Madrid-Madriz.

Recomendados
Recomendados

Ya conoces los platos recomendados de la casa?